Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Pregunta:

"Ustedes los católicos son homofóbicos e inventan cosas en contra nuestra. La comunidad LGBT somos lesbianas, gay, homosexuales y bisexuales pero el SIDA es igual para todos. No es cierto lo que ustedes dicen que entre nosotros haya más SIDA y otras cosas. De hecho somos más felices que ustedes y tenemos menos problemas pues hay amor puro".

Gracias por escribirnos y respetamos tus ideas, pero lamento decirte que estas totalmente equivocado.

En primer lugar como católicos no podemos ser homofóbicos porque Jesucristo nuestro señor, al cual servimos, nos dice que amemos a todos por igual, incluso nos enseña a amar a nuestros enemigos y ustedes no lo son.

Para nosotros, ustedes son amados por Dios igual que cualquier persona; pero igual que cualquier persona también ustedes necesitan ser salvados por Jesucristo. No son algo especial y diferente a otros seres humanos pues todos somos pecadores necesitados de salvación.

Así que te comparto algunas cosas que al parecer no sabes, y que urge que sepas, para no sufrir las consecuencias, ni hacer sufrir a otros por falta de conocimiento. No te juzgamos a ti, como lo dice el Papa Francisco y Jesucristo en la biblia, juzgamos el hecho y vemos los efectos o consecuencias. Nada de homofóbicos, sino simplemente la verdad. Ah... y no olvides que lo que te comparto en estas respuestas no son cosas de la Iglesia ni de la biblia, eso te lo compartiré en otra ocasión. Lo que aquí te escribo son datos e información de organismos no católicos e incluso de centros y gobiernos que están a favor de los grupos e ideas LGBT.

 

Respuestas:

1.- El SIDA afecta más a gays y transexuales, lo dice la misma ONU que apoya su agenda.

Ojo, no lo decimos los católicos para que no vayas a decir que nosotros somos homofóbicos. Son los amigos del mundo gay, o sea la ONU, quien ha realizado diferentes estudios.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) reveló en su informe "The Gap Report" (El Informe de la Brecha) que los hombres homosexuales y las mujeres transgénero son mucho más afectados por la epidemia del VIH/SIDA, que el resto de personas adultas en el mundo.

Según el informe del departamento de las Naciones Unidas, "los hombres gay y otros hombres que tienen sexo con hombres son 19 veces más propensos a vivir con VIH que la población general".

Además, "las mujeres transgénero son 49 veces más propensas a vivir con VIH que otros adultos en edad reproductiva".

Con que razón el director de la Comisión asesora sobre el Sida en EE.UU., Jerry Thacker, dijo el la homosexualidad practicada no es un"estilo de vida" sino un "estilo de muerte".

 

2.- Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades también afirman lo mismo respecto al sida y los homosexuales.

Este nuevo informe de ONUSIDA expone el mismo patrón señalado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), organismo de salud del gobierno estadounidense, que en su sitio web señala que, en el 2010, "los hombres gays y bisexuales sumaron el 63 por ciento de nuevas infecciones estimadas de VIH en los Estados Unidos, y el 78 por ciento de infecciones entre todos los nuevos infectados hombres".

"Desde 2008 a 2010, las nuevas infecciones de VIH se incrementaron un 22 por ciento entre hombres jóvenes (con edades entre 13 y 24 años) gays y bisexuales, y 12 por ciento entre todos los hombres gays y bisexuales", reporta el sitio web del CDC.

De acuerdo a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, "en 2011, en los Estados Unidos, los hombres gay y bisexuales sumaron el 79 por ciento del estimado de 38,825 diagnósticos de VIH entre todos los hombres de 13 años y mayores, y el 62 por ciento de los 49,273 diagnósticos entre todas las personas que recibieron diagnóstico de VIH ese año".

 

3.- The Gap Report advirtió también que la incidencia, es decir nuevos casos de infección de VIH, "entre hombres gay y otros hombres que tienen sexo con hombres está creciendo en varias partes del mundo".

En declaraciones recogidas por la agencia EFE, Luiz Loures, director ejecutivo adjunto de ONUSIDA, confirmó que "hay una tendencia global que es el crecimiento de la epidemia entre los gays, entre los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres".

"Está ocurriendo en todas las regiones sin excepción alguna", dijo.

 

4.- La homosexualidad también daña a otros

Muchas personas, sin entender las conductas homosexuales, consideran que cada uno es libre para hacer con su cuerpo lo que quiera. Lo malo, es que –como demuestra el siguiente estudio- no sólo son los propios afectados los que resultan dañados. El Sida quizá podría no haber salido de África.

Con los datos médicos y estadísticos que hoy conocemos, es irresponsable decir que la actividad homosexual no daña a la sociedad ni a los individuos.

El respeto a las personas y la actuación por el bien del otro, implica dar una adecuada difusión a datos conocidos pero poco difundidos.

Un análisis de la relación entre salud y homosexualidad nos muestra que la actividad homosexual tiene unos costes humanos y económicos que paga toda la sociedad. El estilo de vida homosexual no es una forma como cualquier otra de vivir, y el Estado debería tener en cuenta los costos sociales de fomentarlo.

 

5.- VIH y enfermedades sexuales

"A pesar de toda la educación sobre SIDA, los epidemiólogos predicen que en un futuro cercano el 50% de los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres serán seropositivos".

"Los epidemiólogos estiman que un 30% de todos los homosexuales varones de veinte años serán seropositivos o habrán muerto de SIDA para cuando tengan 30 años. Esto significa que la incidencia del SIDA entre los homosexuales varones de 20 a 30 años es unas 430 veces mayor que entre el conjunto de la población heterosexual."

"Incluso antes de la epidemia del SIDA, un estudio con hombres que tenían relaciones sexuales con otros hombres encontró que el 63% había contraído una enfermedad de transmisión sexual a través de su actividad homosexual".

 

6.- Dios perdona siempre, los hombres a veces perdonan, la naturaleza nunca perdona.

La naturaleza del sexo anal y su mayor frecuencia en homosexuales son una explicación fisiológica de porqué el VIH y otras infecciones se transmiten con tanta eficacia en estas relaciones.
La fisiología humana deja claro que el cuerpo humano no fue diseñado para acomodar esta actividad. El recto es significativamente distinto a la vagina en lo que respecta a la adecuación para la penetración del pene. La vagina tiene lubricantes y el apoyo de una red de músculos. Está compuesta por una membrana mocosa con un epitelio estratificado en varias capas que permite aguantar la fricción sin daño y resistir las acciones inmunológicas causadas por el semen y el esperma.

En cambio, el ano es un delicado mecanismo de músculos pequeños que forman un pasaje de "sólo salida". Repitiendo trauma, fricción y estiramiento, el esfínter pierde su tensión y habilidad para mantener un cierre firme. Consecuentemente, la penetración anal conduce al escape de material fecal que fácilmente puede llegar a ser crónico. El potencial de daño se ve aumentado por el hecho de que el intestino tiene sólo una única capa de células separándolo de tejido altamente vascular, es decir, sangre. Por lo tanto, cualquier organismo que se introduzca por el recto tiene mucha mayor facilidad para establecer un punto de inicio para la infección de lo que tendría en una vagina.

Más aún, la eyaculación tiene componentes que son inmunosupresores. En el curso de la fisiología reproductiva normal, esto permite al esperma evitar las inmunodefensas de la mujer. El resultado final es que la fragilidad del ano y el recto, junto con el efecto inmunosupresor de la eyaculación, hacen de la relación ano-genital una manera muy eficaz de transmitir el VIH y otras infecciones. La lista de enfermedades encontradas con extraordinaria frecuencia entre varones que practican la homosexualidad, como resultado de las relaciones anales, es alarmante: cáncer anal, Chlamydya trachomatis, cryptosporidium, giardia lamblia, herpes simples virus, el VIH, el virus del papiloma humano, isospora belli, microsporidia, gonorrea, hepatitis viral tipo B y C, sífilis.

El sexo anal es practicado por el 90% de los homosexuales y dos tercios participan regularmente según un estudio de Corey y Holmes. El grupo estudiado tuvo un porcentaje de 110 diferentes participantes sexuales y 68 "relaciones" rectales anuales.

Las probables consecuencias son: Incontinencia fecal, hemorroides, fisura anal, cuerpos extraños alojados en el recto, desgarros rectosigmoideos, proctitis alérgica, edema penil, sinusitis química, quemaduras de nitrito inhalado, etc.

 

El ano y el recto son órganos que tienen la función única y exclusiva de excretar los desechos digestivos del cuerpo. No poseen producción propia de lubricantes, necesaria para facilitar una penetración; su mucosa es sumamente delicada y sus vasos sanguíneos pueden desgarrarse fácilmente provocando el sangrado.

 

7.- Lo que muchos callan y necesitas saber: Promiscuidad y homosexualidad

Pero además de la razón fisiológica, otro punto relacionado es la frecuencia del sexo anal y el número de parejas, muy superior en las personas de práctica homosexual. Mira los resultados de estudios obre todo esto e investígalo por tu cuenta si no lo crees.

Parámetros clave de la diferencia entre el comportamiento de los varones homosexuales y el de los heterosexuales:

Promedio de parejas sexuales en la vida:

Homosexual 50
Heterosexual 4
Relación 12 a 1

Monógamos

Homosexual <2%
Heterosexual 83%
Relación 41 a 1

Promedio de parejas sexuales en los últimos 12 meses:

Homosexual 8

Heterosexual 1,2

Relación 7 a 1

Sexo anal en los últimos 12 meses:

Homosexual 65% (con hombres)

Heterosexual 9,5% (con mujeres)

Relación 13 a 1

A efectos de este estudio se define monogamia como la fidelidad 100% a un cónyuge o pareja. El 26% de los heterosexuales tiene sólo una pareja en su vida (recordemos que el 50% de los matrimonios en EEUU, cuando se hizo el estudio, acaban en divorcio; alguien que se vuelve a casar no estaría en este 26% pero sí en el 83%.

En su análisis de estos parámetros el Dr. Satinover explica por qué los homosexuales varones corren tanto riesgo. "El homosexual típico (ni que decir tiene que haber excepciones) es un hombre que practica frecuentes episodios de penetración anal con otros hombres, a menudo con muchos hombres diferentes. Estos episodios son 13 veces más frecuentes que los actos heterosexuales de sexo anal, con 12 veces más parejas distintas que los heterosexuales".

8.- Más problemas en personas que practican la homosexualidad en el mundo gay que entre los heterosexuales.

No olvides que todo esto son estudios realizados no por católicos sino por entidades científicas; del gobernó y privadas. Estimado hermano gay, si no lo crees investiga en fuentes seria y te darás cuenta de la verdad que muchos te quieren ocultar.

 

Abuso de sustancias

El alcoholismo afecta entre el 20% y el 30% de la población homosexual. El 35% de las lesbianas tiene un historial de exceso de bebida, compárese con el 5% de mujeres heterosexuales. Además, aproximadamente un 30% de homosexuales y lesbianas son adictos a las drogas.(McGill University Student Health Services. 2004. Substance abuse in the Gay and Lesbian Community).

Un estudio realizado por la Universidad de California (UCLA) en cerca de 2000 residentes del área de California, muestra que la población homosexual tiene mayor riesgo que los heterosexuales en el consumo y abuso de sustancias adictivas. Se encontró que en un año el 48.5% de homosexuales acudieron a clínicas de desintoxicación en contraste al 22.5% de heterosexuales.

 

Depresión, suicidio y otras patologías

Archivos de General Psychiatry: "la gente homosexual esta en un riesgo sustancialmente mayor ante algunas formas de problemas emocionales, incluyendo suicidios, depresión grave, desorden de ansiedad, desorden de conducta y dependencia de la nicotina". Contrario al mito de las novelas, noticias y películas mostrando suicidios entre homosexuales por ser rechazados, la tasa de sucidio no es más alta donde se discrimina o no se acepta la homosexualidad sino en países donde la homosexualidad es bien vista y apoyada. Un estudio realizado en Dinamarca, país liberal donde es bien visto ser homosexual, reveló que para las parejas homosexuales registradas como hogar, la probabilidad de morir por suicidio puede cuadruplicar el promedio. El mayor riesgo se concentra entre los gays, ocho veces más propensos a suicidarse. Las parejas de lesbianas casi no difieren del resto.

De acuerdo a la "Canadian Rainbow health coalition (CHRC)" los homosexuales, hombres y mujeres, tienen una probabilidad 14 veces más alta que los heterosexuales de cometer intento de suicidio.(C. Bagley and P. Tremblay, Suicidal Behaviors in Homosexual and Bisexual Males, Crisis 18 (1997): 24-34.6)

 

Enfermedades psicológicas .

Los homosexuales tienen mayor riesgo de padecer enfermedades mentales tales como depresión y tendencias suicidas, ansiedad, trastornos de la conducta, alcoholismo, drogadicción y violencia. De hecho hay mucha más violencia dentro de la comunidad en sí misma que la originada desde fuera de ella. (Whitehead, N. Homosexuality and Mental health Problems.)

Asi que estimado hermano en Cristo, lo que afirmas del paraíso gay en realidad tiene que ver muy poco con la realidad en todo el mundo. Mas bien repites la leyenda urbana de que las personas que practican la homosexualidad son mejores y más felices cuando la triste realidad es que muchos bien un auténtico infierno y lo ocultan lo más que pueden.

Dale una oportunidad a Jesucristo de que el tome control de tu vida y verás la diferencia.

Dios te ama y espera. Tú y yo somos igual de pecadores y por lo mismo necesitados de salvación. Dale una oprtunidad a Dios nuestro Seóor de mostrarte todo su amor y el camino para recibirle. Te aseguro que será una de las mayores sorpresas de tu vida y la más grande bendición.

Autor: Martín Zavala

Homosexualidad y Esperanza
Homosexualidad y Esperanza
Como ser un Cristiano con Coraje  Como ser un cristiano con coraje

 

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.

Invítanos a predicar tu grupo, movimiento, parroquia o diócesis

 Martin Zavala
 MARTIN ZAVALA

                                    Mapa del Sitio