Ratio: 1 / 5

Inicio activadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Les ofrecemos la entrevista que el Arzobispo de San Francisco Salvatore Cordileone ofreció al periódico estadounidense USA Today, con motivo de que la Corte Suprema de los EUA,

próximamente revisará el fallo que dejó sin efecto la Proposición 8 de California, donde los votantes de ese Estado decidieron mantener el matrimonio como una relación sólo entre un hombre y una mujer.

¿Cuál es la principal amenaza en permitir que gays y lesbianas se casen?

La mejor pregunta es ¿Cuál es el principal bien en proteger el concepto público de que para constituir un matrimonio necesitas un esposo y una esposa?

Puedo ilustrar mi punto de vista con un ejemplo personal. Cuando era obispo de Oakland, vivía en una residencia en la catedral, que tenía vista al Lago Merritt. Es muy hermosa. Pero más allá del lago, donde las calles iban de 1st Avenue a los límites de la ciudad en la 100th Avenue, esas cien calles consistían completamente de barrios urbanos plagados de padres ausentes y todo el sufrimiento que eso produce: violencia juvenil, pobreza, drogas, crímenes, pandillas, deserción escolar y una tasa de homicidios increíblemente alta. Al caminar por esas calles puedes ver con mis propios ojos: una sociedad, que es descuidada en unir a padres y madres para educar a sus hijos en una familia amorosa, está causando enorme sufrimiento.

Legalizar el matrimonio entre dos personas del mismo sexo instauraría en la ley el principio de que las madres y los padres son intercambiables o irrelevantes, y que el matrimonio es esencialmente una institución acerca de los adultos, no de los niños; el matrimonio no significaría nada más que dar a los adultos reconocimientos y beneficios en su relación más significativa.

 

¿Cómo podemos hacerles esto a nuestros niños?

Si la Corte Suprema abre las puertas al matrimonio homosexual en California (o más allá) ¿Cuál será el resultado?

Si la corte suprema deja sin efecto la Proposición 8, esto no pasará a la historia como la decisión Loving v. Virginia (que invalidó la prohibición de matrimonios interraciales, Nota del Traductor), sino como la Roe v. Wade (que permitió todo tipo de abortos) de nuestra generación.

Sin importar lo que decida la Corte Suprema, este debate no está concluido. El matrimonio es demasiado importante y los temas levantados al tratar las uniones del mismo sexo como matrimonios son demasiado fundamentales para que simplemente se vayan. Tal como Roe v. Wade no cerró la conversación acerca del aborto, una decisión que intente insertar el matrimonio homosexual en nuestra Constitución no cerrará el debate sobre el matrimonio, sino que lo intensificará.

Tendremos un país amargamente polarizado, dividido en el tema del matrimonio, por años, si no generaciones.

¿Por qué esto es de tanta importancia para los niños?

¿Por qué virtualmente todas las civilizaciones conocidas a lo largo de la historia reconocieron la necesidad de unir hombres y mujeres para juntos formar y educar a la siguiente generación? Claramente hay algo importante en juego, o los seres humanos de tan diferentes culturas, historias y religiones no arribarían una y otra vez a la misma idea básica del matrimonio como una unión de hombre y mujer.

 

Cuando nosotros como una cultura abandonamos esa idea e ideal, los niños sufren, las comunidades sufren, las mujeres sufren, y los hombres son deshumanizados al decirles que no son importantes para el proyecto de la vida familiar.

La evidencia de la ciencia social moderna generalmente apoya la idea de que el ideal para un niño es una madre y un padre casados. Los estudios científicos de niños educados por dos hombres o dos mujeres están en su infancia, varios estudios recientes están pintando un retrato menos sanguíneo de los que algunas organizaciones profesionales todavía han reconocido, acerca de si dos papás pueden compensar la ausencia de una mamá, o viceversa.

Todos conocemos a madres solteras heroicas que han hecho un gran trabajo criando a sus hijos (tal como hay personas gay que cuidan bien a sus niños). Pero la cuestión de la definición del matrimonio no versa sobre el éxito o fallo en la crianza en un caso particular cualquiera.

El trabajo de las madres solteras es difícil precisamente porque nosotros como sociedad no estamos criando a los niños para pensar que necesitan convertirse en esposo fieles y padres, hombres que se preocupan de sus niños y los protegen, y a las madres de sus niños, en el matrimonio. Y no estamos criando a las niñas para ser el tipo de joven mujer con altos patrones y autoestima para esperar y apreciar a esos hombres, y no conformarse con menos.

 

¿Cómo la alegación de que los oponentes son intolerantes lleva a que sus derechos sean ignorados?

Fíjese en el primer derecho que ha sido negado: el derecho de 7 millones de californianos que dedicaron tiempo y dinero al proceso democrático, para votar por nuestra común visión del matrimonio. Quitar el derecho de la gente para votar sobre el matrimonio no es en sí mismo un asunto menor.

Pero el panorama que se está volviendo cada vez más claro es que este no es sólo un debate acerca de lo que dos personas pueden hacer en su vida privada, es un debate sobre una nueva norma pública: o apoyas la redefinición del matrimonio para incluir a dos personas del mismo sexo o quedas sujeto a la acusación de la ley y la cultura, de intolerancia y discriminación.

Si quieres saber qué significará esta nueva norma pública social y legal que estigmatiza a los creyentes tradicionales, para personas reales, pregunta a David y Tanya Parker, que objetaron a que su hijo recibiera enseñanza acerca del matrimonio homosexual luego que la Corte Suprema de Massachusetts lo legalizó en ese estado y quisieron retirarlo de clases durante esa lección. Fue arrestado y esposado por intentar proteger la educación de su hijo, y se les dijo que no tenían derecho a hacerlo.

Pregunta a la buena gente de Ocean Grove Methodist camp en New Jersey, que vio parte de su exención de impuestos removida porque no permiten ceremonias de uniones civiles del mismo sexo en sus recintos. Pregunta a Tammy Schulz de Illinois, que adoptó a cuatro niños (incluyendo un grupo de hermanos) a través del Evangelical Child Family Services –que fue cerrado porque rehusaron ubicar niños con parejas del mismo sexo– (lo mismo ocurrió en Illinois, Boston y Washington D.C. con los servicios de adopción de las Caridades Católicas)... Pregunta al doctor en San Diego County que no quería personalmente crear un niño sin padre a través de la inseminación artificial, y fue castigado por las cortes... Pregunta a Amy Rudnicki que declaro ante la Legislatura de Colorado recientemente que si las Caridades Católicas son expulsadas del negocio de las adopciones por una nueva legislación, su familia perderá el niño que esperaban adoptar este año... Nadie está mejor si las agencias de adopción religiosas son excluidas de ayudar a encontrar buenos hogares para niños abandonados o abusados, pero el gobierno está haciendo esto porque el principio de "anti discriminación" está aplastando la libertad y la compasión...

 

Cuando la gente dice que oponerse al matrimonio gay es discriminatorio, como oponerse al matrimonio interracial, no pueden también decir que sus opiniones no dañan a nadie más. Ellos buscan crear e imponer una nueva normalidad legal y moral, que estigmatiza a quienes ven el matrimonio como la unión de un esposo y una esposa... no es amable y no parece llevar a un pluralismo de "vive y deja vivir".

Ud. ha hablado del matrimonio gay como una imposibilidad natural". Pero en términos de procreación ¿En qué es diferente de parejas heterosexuales que son ancianas o infértiles?

Nuestros cuerpos tienen significado. La unión conyugal de un hombre y una mujer no es una fábrica de producir bebés; el matrimonio busca crear una comunidad total de amor, una unión de "una carne", de mente, corazón y cuerpo que incluye una voluntad de cuidar juntos de cualquier niño que su unión corporal produzca.

Dos hombres y dos mujeres pueden ciertamente tener una relación emocional comprometida, amorosa y cercana, pero nunca podrán unirse como una carne en la forma única que lo hacen un esposo y esposa.

La infertilidad es, como bien dices, parte del ciclo natural del matrimonio (¡la gente envejece!), así como un desafío y una decepción que algunos esposos y esposas deben pasar. La gente que ha estado casada por 50 años no está menos casada porque ya no pueden tener hijos.

La adopción puede ser un maravilloso final feliz para niños que carecen incluso de un padre capaz de cuidar de ellos, o que quiera hacerlo. Pero fíjate que cuando un hombre y una mujer no pueden tener hijos juntos, ese es un accidente de las circunstancias, la excepción a la regla. Cuando un esposo y una esposa adoptan, están reflejando el patrón impuesto en la naturaleza misma...

Tratar las relaciones entre personas del mismo sexo como un matrimonio es el corte final del vínculo natural entre el matrimonio y la grandiosa tarea de unir a hombre y mujer y criar a la siguiente generación, juntos y en amor.

 

¿Es particularmente difícil para Ud. tomar un rol de liderazgo contra el matrimonio gay en un lugar como San Francisco? ¿Cambia eso su relación con los feligreses gay?

En verdad, estoy muy contento de estar en San Francisco. Recuerdo la primera vez que vi la ciudad cuando era niño y nuestra familia vino de San Diego para encontrar a mi padre que estaba descargando su barco de atún aquí ¡Para mí San Francisco era y es La Ciudad! Representa la vida vibrante, pulsante, creativa y cosmopolita, y me encanta. Por supuesto, me doy cuenta que mucha gente en San Francisco no está de acuerdo con la enseñanza de la Iglesia sobre el matrimonio y el sexo, pero también hay una cultura católica profundamente arraigada aquí, con mucha gente que entiende y acoge la enseñanza de la Iglesia. Mi trabajo como arzobispo es enseñar la verdad de nuestra fe y las verdades de la ley moral natural, y abrazo con entusiasmo cualquier desafío que ello implique.

Podemos aprender a respetarnos a través de nuestras diferencias e incluso a amarnos mutuamente. En todo caso, esa es mi esperanza. Y la descripción de mi cargo.

¿Ha sido más difícil oponerse al matrimonio gay con los años? ¿Parece que la marea está cambiando contra Ud.?

Hay un problema aquí –una injusticia, en verdad– en la forma como algunas personas tan frecuentemente son identificadas por aquello a lo que se oponen. La oposición al matrimonio homosexual es una consecuencia natural de aquello a lo que estamos a favor, esto es, preservar el concepto tradicional y natural de matrimonio en la cultura y en la ley.

Pero por supuesto las personas que están a favor de la redefinición del matrimonio para incluir dos hombres o dos mujeres también están en contra de algo: están en contra de proteger el concepto legal y social de que el matrimonio es la unión de un esposo y una esposa que pueden entregar a los niños un padre y una madre.

Entonces, en realidad existen dos ideas diferentes de matrimonio en debate en nuestra sociedad actualmente, y no pueden coexistir: el matrimonio es una unión conyugal de un hombre y una mujer diseñada para unir al esposo y la esposa entre sí y con cualquier niño que pueda provenir de su unión, o es una relación para el beneficio mutuo de adultos que el Estado reconoce y al cual otorga ciertos beneficios. Quien está a favor de uno, está en contra del otro.

 

Aquellos de nosotros, que estamps a favor de preservar el concepto tradicional del matrimonio no lo hacemos porque queremos que las personas que experimentan atracción hacia su mismo sexo sufran. Reconocemos y respetamos la igual dignidad humana de todos. Todos deberíamos ser tratados con igualdad, pero no es discriminación tratar diferente las cosas que son diferentes. El matrimonio realmente es único por una razón.

¿Tiene amigos o familiares que son gay? ¿Cómo equilibra su posición pública con esas relaciones?

¡Por supuesto! Soy un baby boomer, y crecí en el Sur California. La mejor pregunta que planteas acerca de mi relación con las personas que me importan : ¿Cómo podemos amarnos mutuamente a pesar de profundas diferencias en asuntos morales? La respuesta que he encontrado es que cuando queremos permanecer relacionados, podemos hacerlo y lo hacemos. El amor encuentra el modo. Cuando queremos excluir u odiar, encontramos las posiciones del otro literalmente intolerables.

Por supuesto, ayuda que mis amigos me conocen, directamente y sin filtros de otro origen. Cuando conoces a alguien personalmente, es mucho más difícil caer en el estereotipo o imágenes creadas por los medios. Es mucho más difícil ser odioso o prejuzgado por unas personas o grupo de personas, que uno conoce personalmente. Cuando hay un conocimiento personal e interacción humana, las barreras del prejuicio y las ideas preconcebidas caen.

¿Cuáles son sus metas principales? ¿Corte Suprema, cortes inferiores, legislaturas estatales, opinión pública, libertad religiosa?

Mi meta principal no es ninguna de esas. Soy un líder religioso, y mi meta principal es buscar crear una comunidad católica en San Francisco donde la gente sepa lo que la Iglesia enseña y use este conocimiento como una guía para sus propias vidas y así alcanzar el cielo. Quiero ayudar a la gente a entender la verdad del matrimonio natural y, para los de mi misma fe, el significado profundo, teológico, incluso místico del matrimonio como fue diseñado por Dios.

Sin embargo, usar palabras es sólo una forma de enseñar. Usualmente las acciones de uno hablan más fuerte que las palabras. Así que hay espacio para la manifestación pública de un principio. Las marchas de los derechos civiles de los "60" son un buen ejemplo de eso. Sí, fueron una forma de agitar por un cambio político largamente retrasado, pero también tenían un efecto de enseñanza, en que pusieron a la gente a pensar acerca de las injusticias del racismo.

 

Encontrarnos con la cultura también es parte de mi rol de enseñanza, como arzobispo, y por supuesto mi derecho como ciudadano de los EUA.

¿Está preocupado de la tendencia reciente en las cortes y estados en su contra? ¿Cómo detener esta tendencia?

La ley natural tiene un poder escrito en el corazón humano, que no se termina.

Fíjate cómo no hay controversia en este país ahora sobre el mal de las leyes Jim Crow (que establecieron la segregación racial en edificios públicos). Poco después de las leyes de Derechos Civiles, el cambio cultural fue completo. Esto es porque era lo correcto. La verdad no puede ser suprimida indefinidamente.

Esto está en contraste con el movimiento pro-vida. Luego de la decisión Roe, se pensaba comúnmente que nuestra sociedad pronto aceptaría fácilmente la legitimidad del aborto. ¿Pero qué ha sucedido? El movimiento pro-vida es más fuerte ahora, 40 años después, de lo que nunca fue. Esto es porque es la verdad: el aborto es dar muerte a una vida humana inocente. Esto no es una cuestión de opinión o creencia religiosa, es un simple hecho que no puede ser negado.

El mismo principio se aplica con el matrimonio: es simplemente un hecho natural que necesitas un hombre y una mujer para hacer un matrimonio, y que el corazón de un niño añora el amor de ambos, tanto su madre y su padre. Incluso si la Corte Suprema decide contra esta verdad, la controversia no acabará, como no ha acabado en el tema del aborto.

El problema es que mientras más tiempo una sociedad funcione en negación de la verdad, más grande es el daño que se hará. Los ejemplos de las políticas racistas y las prácticas del pasado en nuestro país dejan esto claro, así como todo el daño que el aborto ha hecho a las mujeres y a todos en su ámbito de relaciones.

Con el matrimonio, tenemos que considerar el daño que se causará al establecer en la ley el principio de que los niños no necesitan una madre y un padre. Las circunstancias de nuestra lucha cambian, pero la verdad no.

La Biblia en DVD Hagan lo que El les Diga
Respuestas Catolicas Inmediatas Respuestas catolicas inmediatas

 

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.

Invítanos a predicar tu grupo, movimiento, parroquia o diócesis

 Martin Zavala
 MARTIN ZAVALA

                                    Mapa del Sitio