Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRÍBETE YA MISMO! Contáctanos por WhatsApp al + 1 602-295-9407 o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Atormentados por traumas infantiles, prácticas sexuales degeneradas y odios obsesivos a la figura del padre, lo más increíble es que las doctrinas de los ideólogos de género han logrado colarse hoy en las aulas de universidades y colegios.

 

 

 

Es como si alguien hubiera abierto las puertas del manicomio y las teorías de sus locos más célebres se convirtieran en doctrina mundial.

Ya no hay nada objetivo -ni siquiera la diferenciación biológica XX ó XY, ¡oh cromosomas fascistas!- que determine si somos hombre o mujer. Cada uno, y sólo cada uno, decide lo que es.

Así lo dictaron los ideólogos de género y los profetas del pansexualismo, unos tipos cuyos postulados fueron difundidos antes de probar la camisa de fuerza, la pedofilia, la zoofilia, la drogadicción más salvaje y, en muchos casos, el suicidio final.

La excepción, y no parece casualidad, es la de quienes lograron llevar una vida plácida.


Atormentados por traumas infantiles, prácticas sexuales degeneradas y odios obsesivos a la figura del padre -al varón en general- las doctrinas de los ideólogos de género han logrado colarse hoy en las aulas de universidades y colegios de un occidente que desde hace décadas navega a la deriva.
 
El filósofo alemán Friedrich Nietzsche
 
No sólo es la rebelión contra la familia, ni la imposición del relativismo y la corrección política, es sobre todo la guerra sin cuartel contra la naturaleza, contra la realidad más evidente. El triunfo de la voluntad, del yo.

Todo se puede negar porque no hay nada fuera de nosotros que sea objetivo, decía Fiedrich Nietzsche, el filósofo del que parten todos los entusiastas de género.

Terapias sexuales

 


Dios ha muerto, sostiene el pensador alemán, y si Dios ha muerto también ha muerto la naturaleza creada por él. Así que nada define lo que soy, sólo yo puedo hacerlo. Nietzsche, por cierto, acabó en un manicomio los últimos años de su vida.

Y hasta en eso le siguieron muchos de los ideólogos de género que, además de partir de la filosofía nietzscheana, desarrollaron verdaderas patologías y acabaron sus días en un psiquiátrico. Es el caso del médico alemán Wilhelm Reich.

El médico Wilhelm Reich, marxista y gran precursor de la revolución sexual, fue un gran masturbador compulsivo desde los 6 ó 7 años, practicó la zoofilia y desarrolló un fuerte odio a la figura del padre

 


Marxista y gran precursor de la revolución sexual, fue un gran masturbador compulsivo desde los 6 ó 7 años. Más tarde practicaría la zoofilia. Algo le marcaría para siempre: el suicidio de su madre tras descubrirse que mantenía relaciones sexuales con un nino de 13 años. Reich culparía de lo ocurrido a su padre, de ahí su posterior odio al patriarcado.

Años más tarde este psiquiatra utilizaría sus clínicas para abusar de las mujeres que participaban en sus “terapias sexuales”. Reich moriría en la cárcel en 1957 tras haber sido diagnosticado de paranoia y esquizofrenia progresiva.

Ortodoxia comunista

 


Una vida parecida llevó el filósofo francés Michel Focault, considerado uno de los mayores referentes de la ideología de género.

Homosexual, militante del Partido Comunista, tuvo una juventud un tanto convulsa durante la cual fue iniciado en el sadomasoquismo homosexual y el consumo de drogas de todo tipo durante su etapa en EEUU. Intentó suicidarse en varias ocasiones y murió a causa del sida en 1984.
 
El filósofo comunista francés Louis Althusser

Otro filósofo comunista francés, Louis Althusser, no acabó muy bien que digamos. En 1980 estranguló a su esposa Hélène, lo que motivó su internamiento en un hospital psiquiátrico.

La fundadora de Planned Parenthood abandonó a sus hijos debido a su ninfomanía, fue gran entusiasta del control de la poblacion entre los más pobres y coqueteó con el Ku Klux Klan

Hoy todos hablan de Planned Parenthood, la gran multinacional estadounidense que promueve el aborto en todo el mundo.

Su fundadora, Margaret Sanger, abandonó a sus hijos debido a su ninfomanía. Gran entusiasta de la eugenesia y el control de la poblacion -especialmente entre la poblacion inmigrante y las clases sociales más bajas-, llegó a coquetear con el racista Ku Klux Klan. Murió en 1966 cuando ya era una alcohólica irrefrenable.
 
La feminista radical Shulamith Firestone

Para Shulamith Firestone, otra gran referente del feminismo radical y la ideología de género, la maternidad era “la opresión radical que sufre la mujer”. Pasó varios años en una clínica psiquiátrica -sufría esquizofrenia-y en 2012 fue encontrada muerta en su casa.

Cuatro amigas, tres se suicidaron

 


Desde luego, la aportación de las feministas a la ideología de género ha sido muy activa. Otra que destacó por su radicalismo fue Kate Millet, de ideas maoístas, que se convirtió al lesbianismo no por impulso sexual, sino por odio a los varones.

Gran defensora del totalitarismo, llegó a decir que “lo privado también es político”. Al final de su vida fue internada en un psiquiátrico y pidió vigilancia las 24 horas porque ella misma era consciente de su impulso incontrolable al suicidio.

Muy cercana a Millet fue Elizabeth Fisher, que sí logró suicidarse y que ha pasado a la historia como la pionera en fundar un periódico feminista en los Estados Unidos, Aphra. Este grupo de amigas feministas lo completan la cubana María del Drago y Ellen Frankfurt, ambas también se quitarían la vida.

Margaret Mead afirmaba que los roles sexuales eran construcciones culturales a partir de su experiencia en Samoa: luego se demostró que la isla no era representativa respecto al conjunto de la humanidad

Otra mujer y no menos importante que las anteriores fue la filósofa feminista Simone de Beauvoir. La compañera sentimental del existencialista Sartre defendía que la mujer no nace, sino que se hace, siendo en realidad “una construcción social”. La muerte por causas naturales de la pensadora francesa fue una excepción entre la multitud de suicidios de otros autores.
 
La filósofa feminista, Simone de Beauvoir

Tampoco se quitó la vida la antropóloga Margaret Mead. Su gran aportación al progresismo y el marxismo cultural fue el concepto de género como construcción social que sería introducido en la psicología y la sexología de los años 50.

Un paraíso del progresismo más represivo

Para Mead los roles sexuales variaban según las culturas, es decir, eran construcciones culturales. Por eso daba a entender que no había propiamente hombres ni mujeres, algo que justificó en el polémico libro “Adolescencia, sexo y cultura en Samoa”, publicado en 1928.

Como sucedería con otros ideólogos de género el paso del tiempo destapó su fraude. En los años 80 se demostró que lo que había escrito no tenía validez alguna, ya que el paraíso samoano era en realidad una sociedad muy represiva desde el criterio progresista.

Kinsey, pedófilo y promotor del sadomasoquismo, aseguraba que el 37% de los hombres había experimentado un orgasmo homosexual; luego se descubrió el fraude: hizo la encuesta sólo entre la población reclusa

 


El rigor tampoco era el fuerte del sexólogo de la Universidad de Indiana, Alfred Kinsey, que causó un enorme revuelo cuando dio a conocer el resultado de uno de sus estudios: el 37% de los hombres ha experimentado alguna vez un orgasmo homosexual a partir de la adolescencia. A esta conclusión llegó tras realizar 5.300 entrevistas personales.

El gran fraude de Kinsey, como luego se descubrió, fue que las entrevistas las llevó a cabo sólo entre la población reclusa. Más tarde también se supo que practicó la pedofilia y promovió el sadomasoquismo en la Universidad de Indiana.
 
El antropólogo francés Georges Bataille

Igual de perturbado estaba el antropólogo francés Georges Bataille. Aunque al principio estudió para sacerdote, muy pronto abandonó ese camino para acabar afirmando que sus verdaderas iglesias eran los burdeles de París.

Fue un partidario del satanismo orgiástico y fundó una sociedad secreta para practicar decapitaciones -no se llevaron a cabo aunque no faltaron voluntarios- y sexo ritual.

Afortunadamente no todos se suicidaron. Germaine Greer, autora de “El Eunuco femenino” en 1970, acabó participando en la edición británica de ‘El Gran Hermano’ antes de renegar del feminismo. Aún vive.

 

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online DASM. Para más información comunícate por privado o por WhatsApp +1 602-295-9407 con uno de nuestros representantes quien te brindara toda la información que necesites al respecto, o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Richbell Meléndez. Laico católico dedicado tiempo completo al apostolado de la Apologética y subdirector de la Escuela de Apologética Online DASM.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRÍBETE YA MISMO! Contáctanos por WhatsApp al + 1 602-295-9407 o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Informe reducido en el que nueve especialistas la estudian desde el punto de vista genético, médico, antropológico, jurídico y educativo.

No siempre es fácil rebatir leyes injustas, aunque objetivamente vayan contra el sentido común. Por eso, ofrecemos al lector doce argumentos, basados en un estudio multidisciplinar, que sirven para desenmascarar la falacia transexualista.

Las leyes LGTBI constituyen una seria amenaza para las libertades y derechos fundamentales. Además de un peligro para la salud, por el carácter contraproducente de las terapias de cambio de sexo, por ejemplo.

Resumimos informe, editado por la Universidad Católica de Valencia, y titulado Análisis de la Ley de Transexualidad promovida por la Generalitat Valenciana, en el que nueve especialistas la estudian desde el punto de vista genético, médico, antropológico, jurídico y educativo, editado

El equipo está coordinado por el doctor Justo Aznar, director del Instituto de Ciencias de la Vida, y ofrece una sólida argumentación que, con un tono aséptico y respetuoso, señala las deficiencias de la norma y deja en evidencia su carácter injusto, falaz, y pernicioso.

Los argumentos esgrimidos por estos científicos son válidos para cualquier otra legislación.

1.- Porque se nace varón y mujer y tal cosa no admite redefinición


La ley se basa en un error mayúsculo: creer que el sexo es modificable a voluntad. Cuando la ciencia ha demostrado que el sexo biológico es constitutivo del ser humano, está codificado genéticamente, no admite redefinición y afecta al desarrollo y constitución de todas sus características biológicas.

De manera que los intentos de reasignación de sexo no hacen más que modificar los caracteres anatómicos u hormonales, pero no el sustrato genético que codifica la masculinidad o femineidad. Consecuentemente el sexo biológico que se tiene en el nacimiento se mantiene inmutable durante toda la vida.


2.- Porque la ley niega que la masculinidad o feminidad sean inseparables de la persona

La Ideología de Género, que impregna esta ley parte de una falacia: creer que es posible disociar el sexo de la persona. Cuando antropológicamente el sexo es constitutivo de su persona y no una característica secundaria que pueda modificarse sin afectar a la identidad personal.

Esto es así porque la persona es una totalidad unificada de cuerpo y alma. La masculinidad/feminidad (condición sexuada) es inseparable de la persona. No es un simple atributo sino un constitutivo esencial. Es su modo de ser, corresponde al núcleo íntimo de la persona y afecta a todas sus dimensiones corporales y espirituales.

La sexualidad binaria, masculina y femenina, tiene como fin la complementación de cada uno de los sexos con el opuesto, especialmente dirigida a la transmisión de la vida.

3.- Porque niega la evidencia científica: las diferencias sexuales son obvias nada más nacer


Tras el nacimiento, y antes de que el entorno pueda inclinar la balanza hacia uno u otro comportamiento sexual, se constata que hay una predisposición innata para un comportamiento social diferenciado por sexo en humanos. Tal comportamiento es independiente del entorno y la educación.

Los bebés neonatos varones muestran un mayor interés en el móvil físico-mecánico, mientras que los neonatos hembras muestran un mayor interés en el rostro de su madre.


Así, los bebés neonatos varones muestran un mayor interés en el móvil físico-mecánico, mientras que los neonatos hembras muestran un mayor interés en el rostro de su madre. Los resultados de esta investigación demuestran claramente que las diferencias sexuales son en parte biológicas en su origen (Connellan, Baron-Cohen,Wheelwright, Batkia, & Ahluwalia, 2000).

3.- Porque el sexo, en realidad, no se puede cambiar, simplemente se maquilla


La terapia hormonal, o la reasignación quirúrgica de sexo no solucionan el problema. Ya que la disforia de género (el trastorno psicológico que sufre una persona por la disconformidad entre el género que desea y aquel que le es asignado al nacer) no es un problema físico sino psicológico, posiblemente condicionada por una posible alteración cerebral.

4.- El cambio de sexo no transforma al varón en mujer o viceversa


No se cambia el sexo cromosómico, solo se maquilla, para que aparentemente sea el que el transexual desea, o sus familiares en caso de los niños (Moore, Wisniewski, & Dobs, 2003).


Es decir, esta terapia solamente trata de solucionar la expresión corporal del trastorno, pero no el trastorno cerebral en sí mismo.

5.- Porque no hace falta.


Los derechos de las personas con “disforia de género”, incluidos los referidos a la modificación de su identidad legal, ya son amparados por la legislación vigente, por lo que parte del articulado de la ley relacionada con la defensa de estos derechos resulta innecesario.

6.- Porque, en muchos casos, supone exponer a los menores al riesgo de suicidio


El cambio de sexo no es algo inocuo sino que está lleno de riesgos para la salud. La mortalidad es mayor en quienes se han sometido a cirugías de castración, mastectomía, mamoplastia, faloplastia o vaginoplastia, como constatan estudios como el realizado en el Instituto Karolinska de Estocolmo (Dhejne, Lichtenstein, Boman, Johansson, Långström, & Landén, 2011).

En dicho estudio se constata que la mortalidad total en el grupo de personas transexuales, tras la reasignación de sexo, era mayor que en los que no lo habían hecho, aproximadamente tres veces superior.

Lo más grave es que en las personas que han sido sometidas a una reasignación de sexo, tras la adolescencia, se detecta un índice de suicidios 19,1 veces más elevado que en el grupo control, al igual que el aumento de intentos de suicidio, alrededor de 5 veces mayor. Igualmente muestran mayores trastornos psiquiátricos que la población general.

Otro estudio (Grossman & D’Augelli, 2007), muestra que entre jóvenes transexuales de 16 a 24 años, en el 45% se objetiva tendencia al suicidio y en el 26% intentos de suicidio. Otros estudios confirman que los adultos con disforia de género pueden mostrar ansiedad o depresión (Wylie, Knudson, Khan, & Bonierbale, 2016) y también, tendencias suicidas o muerte por suicidio (Michel, Ansseau, Legros, Pitchot, & Mormont, 2002; Lundström, Pauly, & Walinder, 1984; Pauly, 1981).


Las leyes sólo ofrecen la información de los partidarios de la ideología de género, y no aporta la literatura científica que no considera el sexo como una realidad cambiante.


7.- Porque esta ley no propone sino que impone la transexualidad, ocultando información a los padres


La ley oculta interesadamente datos a padres y tutores de los menores: sólo ofrece la información de los partidarios de la ideología de género, y en ningún momento aporta la literatura científica y antropológica que no considera el sexo como una realidad fluida, indefinida o cambiante sino constitutiva del ser personal.

Imponer la divulgación y aceptación a todos los niveles de los postulados de género, como los postulados “normalizados” y, en cierto modo indiscutibles, supone una injerencia en el campo de las libertades individuales inadmisible en una sociedad avanzada.


8.- Porque vulnera la patria potestad de los padres, sin argumentos científicos y con criterios poco sólidos.
Las sanciones contra los padres y tutores que no autoricen el tratamiento de bloqueo hormonal de sus hijos, (pueden ser llevados ante el juez) vulnera la libertad de educación y la patria potestad de los padres.

Máxime cuando esos tratamientos carecen de base científica y se basan únicamente en algo tan subjetivo e improbable como la autopercepción del menor.

Esos tratamientos implican que el menor no adquiera las formas propias de su sexo, que no le cambie la voz y que no menstrúe o tenga erecciones y eyaculaciones. Y esto, quiérase o no, es una “intervención” sobre la identidad natural del menor, sobre la base de un criterio tan endeble como las sensaciones que experimenta en una etapa caracterizada por la inmadurez.

Ni el Estado ni el Parlamento son quienes para reformulas las bases antropológicas de la educación.


9.- Y en consecuencia, porque con esta ley el Estado suplanta a padres y educadores
El legislador, decide unilateralmente, y sin contar con el criterio de los padres ni de los profesores, educar a nuestros hijos en una determinada teoría contraria a la realidad.

La posibilidad de elegir la formación concerniente a la identidad humana es parte del contenido esencial del derecho a la educación, y, por tanto, no entra dentro de lo que quepa decidir a ningún parlamento.

Como señala la Constitución pertenece, por sus obvias implicaciones morales y religiosas, a los padres.
Ni el Estado ni el Parlamento son quienes para reformulas las bases antropológicas de la educación. Apelar a los derechos de las personas transexuales es una excusa absurda, ya que éstas no tienen más ni menos derechos que los que heterosexuales.

10.- Porque desnaturaliza el sentido de la educación

La ley, siguiendo los postulados de la Ideología de Género, obliga a los menores a reinterpretar la realidad con criterios subjetivistas, y éstos por definición son incompatibles con el conocimiento.


La inclusión como contenido curricular –con sus correspondientes indicadores de evaluación– de una teoría que reduce al alumno a su “ser para sí” y niega el carácter objetivo de su naturaleza, implicaría la renuncia a la educación como formación.

11.- Porque deslegitima a la familia, célula básica de la sociedad, y la pone bajo sospecha

Con esta ley, la familia constituida por un varón y una mujer que se unen en matrimonio queda deslegitimada jurídicamente hablando, atendiendo a dos razones:

Por una parte, la irrupción efectiva de una pluralidad de modelos y opciones de familia; y, por otra parte, las dudas que se ciernen sobre la institución familiar, sospechosa de desarrollar una violencia en su seno en caso de conflicto entre padres e hijos menores que quieran cambiar de sexo. En esos casos, la fiscalía de menores abriría diligencias informativas contra la familia en cuestión.

12.- Porque se trata de un proyecto totalitario que va más allá de los derechos de los transexuales


Lo que subyace en la ley valenciana no es una cuestión de mero reconocimiento de los derechos de las personas LGTBI en relación con la identidad y la expresión del género.

El alcance parece mucho mayor. Consiste en establecer sobre nuevas bases culturales, éticas y antropológicas, una nueva sociedad en la que las personas puedan construir su propia identidad de género de forma autónoma sin reconocer más vínculos con la naturaleza o con la sociedad que aquellos que hayan sido determinados por la propia voluntad individual.

 

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online DASM. Para más información comunícate por privado o por WhatsApp +1 602-295-9407 con uno de nuestros representantes quien te brindara toda la información que necesites al respecto, o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Richbell Meléndez. Laico católico dedicado tiempo completo al apostolado de la Apologética y subdirector de la Escuela de Apologética Online DASM.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRÍBETE YA MISMO! Contáctanos por WhatsApp al + 1 602-295-9407 o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Caroline Farrow fue investigada por llamar "castración" a lo que la ideología de género llama "reasignación sexual" y tratar a un niño de acuerdo a su naturaleza. Caroline Farrow tuvo que hablar con su hija mayor, de 14 años, y explicarle que a lo mejor iba a la cárcel.

Caroline Farrow, perseguida por llamar "castración" a lo que la ideología de género llama "reasignación sexual".

Caroline Farrow es muchas cosas. Ha sido azafata –que considera su profesión- y en los últimos años se ha dedicado al periodismo, colaborando con Catholic Universe, EWTN o LifeSite. Hace unos años empezó a representar a Catholic Voices en varios debates donde se requería un punto de vista católico en la BBC y de ahí empezaron a llamarle para otros asuntos a nivel personal.

Hubo un momento que fue crucial en su carrera. Hablo del caso de Alfie Evans, aquel bebé al que un juez mandó retirar, contra el deseo de sus padres, el soporte vital que le mantenía con vida y que murió deshidratado y de forma inhumana sin poder salir del Reino Unido para someterse a un tratamiento experimental en Roma. Fue el momento en que dejó de ser una figura necesariamente católica, para saltar a la palestra nacional y hablar de otros asuntos, sobre todo relacionados con la ideología de género, en programas relevantes como Good Morning Britain, de la ITV.

Su actividad mediática la compagina con la crianza de sus cinco hijos menores de edad. Vive con su marido en una casa parroquial. Sí. Han oído bien. Su marido es sacerdote de la Iglesia Católica. Pero este, aunque interesante, no es el tema que nos ocupa hoy.

Hace unos días se encontraba haciendo una cena muy típica inglesa –gammon con patatas al horno y verduras, por si a alguien le interesa- y recibió una llamada. Imagínense la estampa. Lavado rápido de manos, grito general para que los niños le dejen hablar, carrerita al salón y demás prolegómenos.

– Caroline al aparato, dígame.

– Sí, buenas tardes. Le habla el inspector Smith, de la policía de Guilford. Quería informarle de que la fiscalía nos ha autorizado para que le interroguemos y que va a tener que personarse en comisaría mañana.

– ¿Pero de qué está usted hablando? Espere que apague el horno.

– Es que hemos recibido una denuncia de Susan Green en la que asegura que escribió un tweet en el que se refería a su hija como hijo. Si no se presenta mañana a las 11 de la mañana me temo que vamos a tener que arrestarle.

La Policía del Pensamiento no pudo soportar los dos crímenes cometidos: llamar por su nombre –castración- lo que ellos sólo permiten llamar “reasignación de genero” y además referirse a una persona por el pronombre que le corresponde según su sexo biológico

Espero que entiendan que me he permitido algunas libertades a la hora de reproducir o imaginar la conversación para poner de manifiesto lo surrealista del asunto. Ya se pueden imaginar el resto. Supongo que ahora tendrán la curiosidad de saber quién es esta señora Green. Y su… vástago.

Susan Green es la directora de Mermeids –o Sirenas, como se traduce al castellano-. Se trata de una organización benéfica que se dedica a “ayudar” a niños que creen ser niñas y viceversa. Uno de esos grupos que manipulan de forma grosera casos de disforia de género –algo reconocido medicamente- para convertirlos en casos mediáticos y promover la cultura de la autodeterminación de sexo, o género, como prefieren ellos.

Un día Jack, el hijo de Susan Green, cuando tenía cuatro años, se dirigió a ella y le dijo que era una niña. A los seis, le pidió a su madre que le operase para convertirse en una mujer. Y ella en vez de decirle que eso era biológicamente imposible, le contestó que tenía que esperar hasta que fuese más mayor. Claro, se pueden imaginar la confusión del niño.

A los nueve, cuando se separó de su marido tras varias disputas sobre el asunto, el niño ya vestía ropa de niña en la casa y masculina en la calle y el colegio. Algo que cambió poco después, pues a los 10 años ya vestía como una fémina todo el tiempo. En breve, el niño, conocido ya como Jackie, empezó a intentar suicidarse más de siete veces tras empezar el instituto. Algo que la madre achacó – seguramente de forma correcta- a comportamientos abusivos de algunos compañeros, pero que intentó arreglar bloqueando la pubertad de su hijo, ayudada por un médico de Boston. Para terminar este resumen que creo necesario les diré que cuando Jack tenía 16 años, decidió llevar a su hijo a Tailandia para castrar a su hijo, algo que era ilegal en Reino Unido con esa edad.

Una vez hecha las introducciones, les diré que Susan Green y Caroline Farrow coincidieron en un plató de televisión hace unas semanas para debatir sobre un tema candente. Resulta que hay una guía que dicta en Reino Unido que cuando se separa a los niños por sexos en cualquier actividad (como dormir en tiendas de campaña o lavarse en una ducha común, por ejemplo) los niños que creen ser niñas van a poder ser parte del grupo de las niñas. Es más, van a poder ser incluso los líderes del grupo, lo que a veces supone ayudar a las niñas con tareas de higiene personal. Y lo más controvertido: los padres no van a tener el derecho a saber que sus hijas de 16 años van a ser obligadas a ducharse junto con su compañero de clase, porque se siente niña.

Días después del debate, Caroline Farrow publicó una serie de tweetsen los que clarificaba el caso del hijo de Susan Green, hecho público por ella misma en una charla de TED. Caroline decía lo siguiente:

“Lo que ella le hizo a su propio hijo(la persona más joven del mundo en someterse a una operación transgénero) es ilegal. Le mutiló al castrarle, lo que le ha hecho estéril siendo todavía un niño”.

Y claro, la Policía del Pensamiento no pudo soportar los dos crímenes cometidos: llamar por su nombre –castración- lo que ellos sólo permiten llamar “reasignación de genero” y además referirse a una persona por el pronombre que le corresponde según su sexo biológico. Eso fue suficiente para interrogar a esta peligrosa madre de cinco niños que merece mucha más atención policial que todos los otros asesinos, violadores y demás criminales sueltos por el país.

Caroline tuvo que hablar con su hija mayor, de 14 años, y explicarle que a lo mejor iba a la cárcel. Por suerte, la sociedad británica se ha levantado en armas y ha hecho que la Policía recule y deje de investigar. Pero Caroline tiene claro que el lobby ha intentado hacer de este el primer caso que siente precedente. Ya lo han intentado en Reino Unido varias veces, de hecho. Yo, si fuese ellos, iría a los colegios y denunciaría a todos los profesores de biología por dar una perspectiva sesgada de lo que es la biología, algo que claramente puede cambiarse a golpe de deseo y de protestas. Nótese la ironía.

En toda esta historia hay dos cuestiones que me chirrían profundamente y que comparto con ustedes.

La primera es que me resulta muy curioso que a los padres de Alfie Evans no les permitiesen volar para intentar salvar la vida de su hijo mientras a Susan Green le permiten sacar a su hijo menor para castrarle en Tailandia en una operación prohibida en Reino Unido.

La segunda tiene su gracia. Resulta que tras la campaña que realizó Caroline a favor de Alfie, hubo personas que iniciaron una campaña de acoso y derribo contra ella y su familia. Se ha llegado a crear un blog para publicar sus datos, como su dirección o el colegio al que van los niños, han hecho compras de muñeras sexuales de cientos de libras en su nombre, han llamado de forma repetida a su casa a horas impertinentes de la madrugada y han amenazado con “ir al confesionario a aterrorizar” a su marido.

Además, ha tenido que soportar que le llamen “sucia católica”, “puta católica”, le digan que quieren hacerla “sufrir”, “aplastarle la cabeza contra la pared” o le amenacen con mandarle a “unos amigos a casa”. La Policía ya le ha comunicado que no encuentran ningún motivo para seguir investigando el asunto por motivo de odio. ¿Se imaginan que pasaría si cambiásemos la palabra “católica” por otras palabras mágicas? Yo sí. ¿Y ustedes?

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online DASM. Para más información comunícate por privado o por WhatsApp +1 602-295-9407 con uno de nuestros representantes quien te brindara toda la información que necesites al respecto, o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Richbell Meléndez. Laico católico dedicado tiempo completo al apostolado de la Apologética y subdirector de la Escuela de Apologética Online DASM.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRÍBETE YA MISMO! Contáctanos por WhatsApp al + 1 602-295-9407 o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

En los últimos años, la industria del entretenimiento para niños viene cediendo a las presiones de las organizaciones LGBT para incluir sus consignas en productos infantiles.

 

La familia es uno de los pilares que con más interés ataca la ideología de género. Recientemente, Pixar se derrumbó ante las pretensiones de los grupos LGBT e incluyó una relación entre personas del mismo sexo en la película infantil Lightyear, de la franquicia Toy Story.

 

Alyssa Murphy, una madre católica, escribió un pedido en el sitio National Catholic Register denunciando que, en esta ocasión, el célebre dibujo animado de Peppa Pig cedió también a la ideología de género.

 

“Le presenté a mi hija la serie animada infantil Peppa Pig. Ella ha sido fanática del lindo y hablador cerdito rosa, mientras leemos un libro de Peppa Pig que relata la primera experiencia de natación de su hermanito cerdito George junto con mamá y papá Pig”, comienza diciendo la madre de la niña.

 

“Las historias adorablemente divertidas que involucran y emocionan a mi burbujeante niña son bienvenidas, especialmente cuando presentan cosas con las que se puede relacionar: mamá, papá y bebés”, agregó.

 

Sin embargo, “los titulares de esta semana dieron la noticia de que este querido programa, que ha sido atacado desde 2019, ahora ha cedido a los esfuerzos de cabildeo LGBT“.

 

El dibujo animado emitió un episodio “en Gran Bretaña presentando a Penny the Polar Bear y sus dos ‘mamis’, incluso teniendo la audacia de titular todo el segmento ‘Familia'”, denuncia la madre de la niña.

 

Peppa Pig tiene una inmensa popularidad entre los niños: se tradujo a 40 idiomas y se transmitió en más de 180 países.

 

Los esfuerzos por incluir consignas LGBT

“Lanzado por primera vez en 2004, los esfuerzos de cabildeo que llevaron a esta decisión comenzaron hace tres años, y la petición tenía alrededor de 25,000 firmas cuando estos nuevos personajes LGBT-friendly entraron en escena“, describe.

 

“Una familia real es un insulto para esta facción que intenta forzar la propaganda a los niños pequeños que literalmente están aprendiendo a tomar el mundo a través de sus sentidos: lo que sienten, ven, tocan y aprenden a saber, confiando en su propia memoria y entendimiento”.

 

“En el episodio de esta semana, el nuevo personaje Penny dice: ‘Vivo con mi mamá y mi otra mamá’, una declaración que habría provocado varias preguntas y una mirada de confusión por parte de mi hija pequeña. Estoy agradecida de que ella no lo haya visto“, reconoce esta madre.

 

“Este es un asalto total a nuestra cultura. Debemos aferrarnos a las verdades del mundo natural y mantener nuestros ojos fijos en Dios“, concluye.

 

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online DASM. Para más información comunícate por privado o por WhatsApp +1 602-295-9407 con uno de nuestros representantes quien te brindara toda la información que necesites al respecto, o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Richbell Meléndez. Laico católico dedicado tiempo completo al apostolado de la Apologética y subdirector de la Escuela de Apologética Online DASM.

 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRÍBETE YA MISMO! Contáctanos por WhatsApp al + 1 602-295-9407 o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

"Existe una reciente legislación que se extiende por el mundo actual totalmente contraria a la razón, a la naturaleza y a la vida: aborto, divorcio, matrimonio homosexual, experimentación con embriones humanos, gestación subrogada, transexualidad…, que desde poderosos organismos financieros globales se imponen a los gobiernos". La Iglesia española lanza un órdago a todas las últimas propuestas legislativas en 'El Dios fiel mantiene su alianza', una "reflexión compartida" (no, aclaran, "un documento doctrinal o pastoral de la CEE") que este mediodía fue presentado por su alma mater: el arzobispo de Valladolid y ex secretario general y portavoz de la Casa de la Iglesia, Luis Argüello.

 

Un documento, de cien páginas, que fue entregado a los medios en el momento de comenzar la rueda de prensa, y cuya primera lectura apresurada (no podía ser de otro modo dadas las circunstancias) en el que se ponen en solfa, tal y como admitió Argüello, el "cambio de época", con factores "económicos, sociales, políticos y culturales que afectan al ser, a la familia, al trabajo y a nuestra forma de situarnos en el tiempo".

 

Los obispos, apuntó el arzobispo de Valladolid, tienen en cuenta cuatro factores: la inteligencia artificial, el pensamiento wok, la cultura de la cancelación o "la relectura, a modo de memoria histórica que se somete a las reglas del juego democrático", con propuestas y constantes llamadas al diálogo pero con verdades irrenunciables, y una llamada a "la acción en la plaza pública", que, advirtió el exportavoz, "no tiene que ver con manifestaciones".

 

Críticas a las leyes del Gobierno

 

Con todo, los grandes temas, y las grandes críticas del episcopado español a este gobierno, siguen siendo los mismos. Esas "propuestas legislativas que están todavía en nuestras Cortes Generales", añadió Argüello: ley trans, ideología de género, aborto, eutanasia, divorcio, crisis demográfica... Todo ello, reconoció, en un "año electoral", para lo que este documento puede "ayudar" a dirigir el voto en municipales, autonómicas y generales en España.

 

Argüello habló de los préstamos del FMI a países con dificultades económicas, "relacionadas con todas estas cuestiones (la puesta en marcha de estas legislaciones, contrarias a la razón)". "Los grandes organismos internacionales están haciendo una apuesta por una sociedad", relató el ex portavoz episcopal, que también achacó a la ley del "sí es sí" estos problemas. "Las cuestiones que tienen que ver con moral personal no se pueden separar de la moral social".

 

En el texto, por ejemplo, se puede leer cómo “ha crecido la protección a miembros aislados de la familia, pero se ha deteriorado la defensa de la vida y el cuidado de la institución familiar como tal”, y denuncian la existencia, que “contamina la percepción del valor real de lo familiar” que suponen “la familia de las ideologías”. 

 

“Cuando se pone la familia en el centro de controversias y polarizaciones ideológicas, es casi imposible compartir un consenso que reconozca el valor real y vital que las personas otorgan a sus familias”, recalca el documento.

 

Ideología de género y cultura gender

 

Una de las mayores críticas se las lleva la “ideología de género, cimentada en la autocreación, impone una antropología virtual que responde a la visión del hombre exclusivamente como «cultura» (gender) anulando para ello la naturaleza (sex)”.

 

“En el trasfondo de dicha ideología -aclara el documento- es la primacía del deseo y su justificación. La ideología de género es en realidad la voluntad de construir una antropología del deseo”.

 

Otras “causas legislativas” a criticar son “el derecho a decidir” que “adquieren categoría jurídica al servicio de la construcción de un nuevo modelo social” y que, como hemos apuntado, “se imponen a los gobiernos “ desde “poderosos organismos financieros globales”.

 

"Normalización del divorcio"

 

El texto hace un balance de “las legislaciones ya vigentes: divorcio, aborto, eutanasia, «matrimonio igualitario» (en comillas en el original)”. Así, lamentan “la normalización del divorcio y su fácil tramitación expresa ya la pérdida del valor social de la alianza que supone el matrimonio y la prácticamente nula defensa pública de este vínculo”.

 

“Se agiliza el divorcio con el llamado «divorcio exprés», es decir, con la simple petición de uno de los contrayentes, y sin necesidad de ofrecer un motivo válido para tal solicitud, legalizando así el repudio”, señalan los obispos, que apuntan a las “consecuencias para los «hijos del divorcio»”

 

Respecto al aborto, la Iglesia española considera que “el movimiento abortista se sigue fundamentado en una ideología ya obsoleta, basada en el poder absoluto del individuo”, lamentando que “el número de abortos se mantiene en unas cifras dramáticas, en torno a cien mil al año, ahora con muchas menos mujeres embarazadas”.

 

“El aborto no es derecho a elegir”

 

“Negar que existe una nueva vida en el seno de una mujer embarazada desde la concepción es irracional, y afirmar que un supuesto «derecho a decidir sobre el propio cuerpo», una falacia”, aseguran los obispos, que auguran que “algún día lloraremos los millones de víctimas que nunca pudieron siquiera ver la luz ni darnos su luz”. “El aborto no es derecho a elegir”, recalcan los obispos, que inciden que “la ideología proaborto (pro-choice) genera una praxis ultra individualista que ha sido abrazada acríticamente y es incoherente con quien quiere defender una ecología integral donde esté en el centro la vida humana en toda su diversidad”.

 

Sobre la eutanasia, “materia de legislación reciente”, y el suicidio asistido, la CEE denuncia que “legitiman la muerte como solución a problemas que parecen irresolubles” y, “de manera indirecta puede animar y justificar a quien decide poner fin a su vida”.

 

“La eutanasia no es un derecho, sino la expresión triste de una derrota de lo más esencial del ser humano. La eutanasia no solo nos quita la vida, sino que claudica en el núcleo de la libertad de ser simplemente humanos, vulnerables y dependientes, pero de incalculable valor como seres creados por amor a imagen y semejanza de Dios, seres con valor y no precio”, señalan.

 

 

Frente al “«Matrimonio igualitario» (entre personas del mismo sexo)”, los obispos vuelven con el mantra -aparentemente, ya superado desde 2005- que niega que se pueda denominar así a una unión que no sea propia de hombre y mujer, orientada a la vida. “Al llamar matrimonio a la relación entre dos personas que no pueden procrear se quiere igualar lo que es objetivamente desigual. Se niega el significado de la diferencia sexual” y “se devalúa así la institución matrimonial”.

 

Respecto a la educación, los obispos siguen siendo críticos con la LOMLOE, que “avanza en la disminución del derecho de las familias a decidir el modelo educativo para sus hijos y en la incorporación de elementos ideológicos respecto a la antropología y la historia al tiempo que disminuye la importancia de asignaturas humanistas como la enseñanza religiosa escolar”.

 

"Hacer el aborto todavía más fácil"

 

“Sigue siendo preocupante la dificultad para comprender el lugar de la iniciativa social en el espacio público con la consiguiente identificación de público y estatal”, apunta la nota, que añade que “no podemos dejar de decir que la escuela concertada es expresión de cómo la sociedad civil, con el apoyo del Estado, ofrece una propuesta de alto valor a la sociedad”.

 

Finalmente, los obispos hacen un repaso a otros proyectos de ley planteados o aprobados a lo largo de esta legislatura, desde la ley de protección e la infancia a la modificación de la ley del aborto “para hacerlo todavía más fácil, restringir la objeción de conciencia e impedir la información a las madres gestantes sobre el drama del aborto y sobre otras propuestas para afrontar el embarazo y la problemática de todo tipo que estas mujeres pueden estar viviendo, desde la convicción de que la muerte de otro nunca es la solución al problema que puedan sufrir”.

“La llamada ley trans consagra definitivamente el sentimiento como categoría jurídica y radicaliza la disolución antropológica iniciada con la ideología de género”, cuestionan los obispos, que lamentan que dicha propuesta “absolutiza el derecho a decidir” y “rechaza razonamientos científicos y médicos”.

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.
 
Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online DASM. Para más información comunícate por privado o por WhatsApp +1 602-295-9407 con uno de nuestros representantes quien te brindara toda la información que necesites al respecto, o visita nuestra página web: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/
 
Richbell Meléndez. Laico católico dedicado tiempo completo al apostolado de la Apologética y subdirector de la Escuela de Apologética Online DASM.

 

Libros más recomendados

Please update your Flash Player to view content.

Invítanos a predicar tu grupo, movimiento, parroquia o diócesis

 Martin Zavala
 MARTIN ZAVALA

                                    Mapa del Sitio