Imprimir 

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

J. M. Carrera / ReL12 octubre 2021

 

Escuela de Apologética Online DASM ¡INSCRIBETE YA MISMO!

https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/

 

Los baños mixtos son una pretensión del colectivo transgénero cada vez más asentada en todo el mundo: de norte a sur del continente americano, algunos lugares de España o del Reino Unido… Ahora, esta es solo una más de las medidas que la implantación transgénero impondrá en las escuelas de la República Francesa.

 

 “Involucrado en la lucha contra la homofobia y la transfobia” y “sensibilizando a toda la comunidad educativa sobre los efectos de la violencia por identidad sexual”, el ministro de Educación,  Jean-Michel Blanquer ha ordenado “acoger a todos los alumnos en su diversidad” a las escuelas francesas.

 

Aceptación de nuevos nombres y todo el apoyo institucional al colectivo trans

 

Amparándose en que “la escuela no puede crear derechos en beneficio de una categoría determinada de estudiantes”, Blanquer ha argumentado que “se debe ofrecer a cada uno, más allá de su trayectoria personal, un entorno propicio para su éxito académico”.

 

La primera de las “normas a seguir para tener en cuenta al alumnado trans” se refiere a la aceptación institucional de los nombres y pronombres con los que los alumnos quieren ser tratados.

 

“La consideración de la identidad de género reivindicada por un alumno no debe estar condicionada a la presentación de un certificado o diagnóstico médico”.

 

Así, el ministro anticipaba el deber de la escuela para “garantizar las condiciones para la transición solicitada”. También el de ofrecer a los alumnos “la posibilidad de permanecer visibles e identificados como personas transgénero”.

 

Acto seguido, Blanquer se ha dirigido a los docentes para recordarles que “tienen el deber de apoyar a esos jóvenes para permitirles la oportunidad de explorar una variedad de caminos sin estigmatizarlos o encerrarlos en uno u otro camino”.

 

Entre las condiciones para “permitir que los estudiantes transgénero hagan su transición en buenas condiciones”, mencionó el cambio de nombre como una de las medidas primordiales.

 

“Se trata de asegurar que el nombre elegido [por los alumnos trans] sea utilizado por todos los miembros de la comunidad educativa: la identidad de género no debe dejarse a la libre apreciación de adultos y alumnos”.

 

Además, la aceptación y uso de este nuevo nombre no quedará en el aire, pues el colegio sustituirá el nombre habitual “en todos los documentos relacionados con la organización interna”.

 

Se podrán usar los baños y vestuarios "de acuerdo a la identidad de género"

 

Junto con estas medidas, “respetar las elecciones relacionadas con la vestimenta y la apariencia” se incluirá entre las normas dictadas a la comunidad educativa. Como “parte importante del reconocimiento de la identidad de género, depende del personal garantizar que la expresión de género de los alumnos no sea cuestionada”, añade el documento oficial.

 

En este sentido, Blanquer añadió que los establecimientos educativos, “podrán autorizar al alumno a utilizar los aseos y vestuarios de acuerdo a su identidad de género, asegurándose de acompañar la situación”.

 

En cuanto a la actitud de la comunidad educativa, lejos de ser agentes pasivos, los profesores deberán “ejercer una vigilancia especial en estas áreas, donde los jóvenes transgénero se sienten más vulnerables y están particularmente expuestos a la violencia y al acoso”.

 

El profesorado, obligado a recibir formación LGBT

 

En este afán de “protegerá los estudiantes transgénero”, el ministro ha encomendado a los centros educativos la “monitorización de los signos de incomodidad o tendencia a la baja en los resultados escolares. No tener en cuenta la identidad trans de un estudiante puede provocar el desarrollo de una fobia escolar y llevar a una situación de abandono”.

 

Por último, y como parte de este programa para “prevenir la transfobia”, el Estado francés impondrá sesiones de formación al claustro incluidos en los planes de formación académica.

 

“Depende del equipo educativo recordar al personal su responsabilidad en términos de apoyar y proteger a estos estudiantes. Garantizar una acogida respetuosa implica también que los adultos de un establecimiento sean conscientes de las cuestiones relativas a la identidad de género”.

 

El terremoto Zemmour: "¿Hasta dónde llegara la dictadura LGBT?"

 

La medida del ministro francés ha motivado duras críticas por parte de relevantes personalidades públicas.

 

La última de ellas, la del destacado periodista y polemista Eric Zemmour, que ha revolucionado el panorama mediático y político francés al conocerse que, de confirmarse su candidatura a las próximas elecciones de 2022, superaría a Marine Le Pen y quedaría en segunda posición.

 

“¿Hasta dónde llegará la locura LGBT en la escuela? ¿Hasta dónde llegará la debilidad de Blanquer, juguete de los lobbies?”, se preguntó Zemour en la radio francesa Europe1.

 

“¡Sin propaganda, no habría niños “transgénero!” Debemos dejar de someternos a los abominables mandatos de los activistas LGBT. ¡No tienen nada que hacer en la escuela!”.

 

“Creo que estos jóvenes son víctimas de la propaganda”; añadió. “Y el Sr. Blanquer es responsable de ceder a esta propaganda”, concluyó.

 

EVANGELIZA Y COMPARTE.

 

Si te quieres formar fuerte en la fe católica de una manera orgánica, inscríbete en la escuela de apologética online. Inscríbete en este momento en: https://dasm.defiendetufe.com/inicio-r/